Archivo para Amor

Cerrando los ojos

Posted in Amor, amor y desamor, Aprendizaje, Elegir, enseñanzas, MIS ESCRITOS with tags , , , , , , on 10/05/2015 by ena4

 

 

 

 

amor 3

 

 

 

 

Algunas veces la gente afirma categóricamente que ha amado, o que los han amado totalmente seguros de lo que dicen.

Amar, todos creen haber conjugado el verbo, pero la verdad es que la mayoría están en una gran confusión.

Yo soy una de esas personas que he creído amar, sólo porque en mis relaciones lo dí todo. Puse toda la pasión, me centré en el otro, apoyé, intenté que mejoraran. Cada uno de ellos creí amarlos y desde el primer momento creí que serían el amor definitivo, el de verdad.

Cuando pasó el tiempo me di cuenta que realmente nunca amé, creí hacerlo, pero no lo hice. Nunca hubo esa persona que al besarme hiciera desaparecer el mundo, siempre había detrás unos padres, una economía, una religión, unas obligaciones, unas amistades o unas ex, unas metas inamovibles, un trabajo,  unos deseos, unos sueños que cumplir. Nunca hubo ese alguien que me hiciera perder la cabeza, o plantearme mis objetivos para cambiarlos por algunos comunes. La verdad ellos no daban nada, y esperaban que yo cambiara mi vida por ellos, y de hecho alguna vez me planteé hacerlo, pero movida por el “es lo único que puedo hacer si quiero que esto funcione, la única solución” más que por el hecho de decir “no me importa lo que pase, no me importa lo que sea, sólo sé que esa persona existe y que yo quiero existir junto a él sea como sea, y pase lo pase”

Eran esos “amores” egoístas a los que piden que modifiques toda tu vida, a veces de forma directa, a veces de forma indirecta, y que cuando no lo hacías porque intuías que las cosas no eran equitativas, encontraban la forma de culparte de todo. Y yo era esa persona, que lo daba todo porque me hacía feliz verlos felices, hasta que me daba cuenta que también quería ser feliz, y también quería ser tomada en cuenta, y que también quería ser parte de la pareja, no para ser moldeada al gusto de ellos, sino para plantear juntos nuevos objetivos, nueva manera de vivir, nuevas maneras de hacer que incluyan a dos, no a uno sólo. Y por supuesto, cuando llegaba a este punto de no sentirme parte de una pareja, abandonaba las relaciones.

Sí soy de esas mujeres que algún libro titula “las mujeres que aman demasiado” pero yo no lo considero amar demasiado, ni falta de autoestima, pues quien me conoce bien sabe que soy una persona segura de mi misma, aunque con inseguridades, porque estar segura de ti misma no significa que no existan inseguridades, igual que el ser valiente no significa no tener miedo, sino que estar segura de ti misma es saber dónde están tus inseguridades, aprender a convivir con ellas, aprender a que nadie te haga daño con ellas, y a no dejar que estas inseguridades te impidan ser feliz. Aprender que una inseguridad te pone un límite pero saber que ese límite puede que no sea eterno si te fijas en tus características fuertes.

La cuestión es que nunca cerré los ojos y me olvide del mundo, y no creo que ninguno haya cerrado los suyos y se haya olvidado de su mundo. Nunca cree un mundo alrededor de un nosotros, ni sentí que ellos lo hicieran. Nunca sentí un nosotros, compuesto por un tú y un yo, sino que siempre había un nosotros con más personas dentro, más tendencias, ideas, ideologías que no solo las nuestras. Siempre sentí que era la tonta que daba demasiado sin recibir nada o poco a cambio, y que no había nadie al nivel de mi pasión. Siempre sentí que era “segura” y que realmente preferirían estar con alguien diferente a mí.

Aún así fui feliz, porque di todo de mi, lo mejor y lo peor, porque yo me río mucho cuando oigo eso de “yo siempre he dado lo mejor de mi”, bien, entonces no te has dado por entero a nadie, has dejado puertas cerradas, no has permitido que te amen, que entren en todo tu ser. Sin embargo yo en todas y cada una de mis relaciones, abrí todas las puertas, saqué lo mejor y lo peor, jugué todas mis cartas sin importarme perder la apuesta, o sin temer los juicios, peleé todo lo que pude porque las cosas funcionaran, también me humillé y rebajé, y cuando me di cuenta que eso no es lo que quería a pesar del dolor, abandoné.

Y con la lejanía me doy cuenta que nadie estuvo a la altura de mi pasión, que todos se quedaron pequeños, que jamás los amé a ellos, aunque sí amé a lo que creía que eran, que los subí a un pedestal que no les correspondía, que les permití durante un tiempo ser lo más importante de mi vida pero no por ser ellos, no porque ellos fueran realmente importantes, sino que ellos tuvieron la importancia que yo les quise dar.

Cuando las personas me dicen, yo sí he amado y me han amado, pero el amor se acabó, después de contarme ciertas cosas que no son propias del amor, pienso que pena que a cualquier cosa se le llame amor, porque el amor debe ser parecido a eso que cuando alguien te besa y cierras los ojos, desaparece todo, absolutamente todo, y no hay un lugar donde quieras vivir, no hay un problema que quieras que te haga perder el tiempo, no hay otras personas fuera de ese beso, y por tanto, no hay lugar donde ir ni otras bocas que quieras besar, ni otros abrazos donde cobijarte cuando ese beso se acaba. Cuando cierras los ojos debe ser un tú y yo, no sólo un tú o un yo, no sólo lo que tú esperas de la vida, ni el lugar donde hasta ese momento querías vivir, no es adaptarte al otro, ni que el otro se adapte a ti, sino crear juntos ese lugar, ese lugar donde seáis dos y los dos os sintáis bien. Algo así debe ser el amor.

Si no vas a estar/ Se non sarà

Posted in Amor, amor y desamor, Elegir, Esperanza, melancolía, MIS ESCRITOS with tags , on 29/04/2015 by ena4

soñar

Si no vas a estar en mi vida real, no navegues en mis sueños, no me hagas buscarte en cada beso, no me hagas desearte en cada futuro.

Si no vas a tocar las cuerdas de mi cuerpo, no te atrevas a bailar conmigo entre las nubes ni a cantar una melodía de deseo.

Si no vas a vivir en mis miradas ni a vibrar en mis sonrisas, no te presentes entre nieblas cuando esté viviendo en el mundo de Morfeo.

_________________________

Se non avete intenzione di essere nella mia vita reale, non naviga nei miei sogni, non mi fanno cercarti in ogni bacio, non farmi desiderarti in ogni futuro.

Se non avete intenzione di toccare le corde del mio corpo, non avete il coraggio di ballare con me attraverso le nuvole o cantare una melodia di desiderio.

Se non avete intenzione di vivere negli miei occhi o vibrare in miei sorrisi, non presentano nella nebbia quando io vivo nel mondo di Morfeo.

Sentimiento vivo / Sentimento vivo

Posted in Amor, amor y desamor, MIS ESCRITOS, Parejas with tags , , on 21/12/2014 by ena4

DSCN0118

Siempre queda tiempo para que tu sombra se meta en mi cama, para imaginar tu aliento en mi nuca, para entreabrir los labios sintiendo el roce de tus besos. Siempre queda tiempo.

Cada noche está ese tiempo entre consciencia y sueño donde el alma que encierra tu cuerpo se acuesta en mi espalda, me envuelve en susurros y tu boca me enseña nuevos vuelos. Cada noche está ese tiempo.

Puede que no merezca ese sentimiento en la vida real, o sí, pero cada día existe ese tiempo en el que sintiéndote y deseándote el respiro queda suspendido y todo parece detenerse en ese ahogo placentero. Cada día existe ese tiempo.

Quizás algún día tengas tiempo de en mis escritos encontrar este secreto. Quizás encuentres tarde este sentimiento vivo y puro. Quizás algún día. Hasta entonces, cada noche tu sombra dormirá conmigo y soñaré con derrumbar tus muros a patadas, abrir todas tus puertas, conocer todos tus pensamientos. Buscaré ese tiempo cada noche.

Cada día amanecerá con tu nombre en mi pensamiento y con la esperanza de que algo cambie y te des cuenta que hay algo muy grande detrás nuestro, lo queramos o no. Cada día amaneceré en tu nombre. Y cada día presa en ese febril sentimiento buscaré ese tiempo para sentirte tan dentro y cerca, este tiempo para enseñarte que lo que llamas agresividad es pasión y lo que llamas locura es amor. Cada día existirá ese tiempo.

En mis versos quizás encuentres tarde el secreto pero mientras perezca ese sentimiento vivo, siempre encontraré el tiempo de meter tu sombra en mi lecho.

________________________________________________

C’è sempre tempo perchè la tua ombra entri nel mio letto, di immaginare il tuo fiato sul mio collo, per aprire le labbra sentendo il tocco dei tuoi baci. C’è sempre tempo.

Ogni notte è il tempo tra la coscienza e il sonno in cui l’ anima che racchiude il tuo corpo si sdraia sulla mia schiena, mi ha avvolge in sussurri e la tua bocca mi insegna nuovi voli. Ogni notte è il tempo.

Può essere che non merito quello sentimento nella vita reale, o sì, ma ogni giorno c’è quel tempo dove sentendoti e desiderandoti il respiro è sospeso e tutto sembra fermarsi a questo piacevole annegamento. Ogni giorno c’è quel tempo.

Forse un giorno avete tempo nei miei scritti trovare questo segreto. Forse più tardi trova questo sentimento vivo e puro. Forse un giorno. Fino ad allora, ogni notte la tua ombra dormirà con me e io sognerò con le tuoi pareti crollo a calci e aprire tutte le tue porte, conoscere le cose che non dice mai. Troverò il tempo ogni notte.

Ogni giorno sarà l’ alba con il tuo nome nel mio pensiero e sperando che qualcosa cambi e ti rendi conto che hai qualcosa di grande dietro di noi, ci piaccia o no. Ogni giorno mi spuntare in il tuo nome. E ogni giorno preda nel sentimento febbrile troverò il tempo di sentirte così tan dentro e vicino, quel tempo di dimostrare che quello che tu chiami l’ aggressività è ciò che si chiama passione e quello che tu chiami follia è ciò che si chiama amore. Esistono quel tempo ogni giorno.

Nei miei versi può essere che trove il segreto, ma mentre muoia questo sentimento, troverò sempre  il tempo di mettere la tua ombra sul mio letto

__________________

Mi scuso per tutte le volte che non scrivo correttamente in italiano. 😉 

Un tiempo, no es suficiente.

Posted in Amor, MIS ESCRITOS, Parejas, amor y desamor with tags , , on 13/07/2014 by ena4

amor 4

 

 

No sé si tenemos algo en común, a parte de una atracción evidente, sólo sé que aunque creo en el amor ya dejé de esperarlo. Sí, creo que existe, pero como si se tratara de la lotería, es muy difícil que salgas premiado.

Todos los días veo parejas que están juntas por no estar solas, que llevan vidas paralelas, que no se soportan. Algunas deciden dar el paso, otras, entienden que muy pocos son afortunados de encontrar en esta vida eso que se llama amor, y tienden a aceptar lo que tienen, unas veces siendo felices, la mayoría siendo totalmente infelices o esperando junto a sus parejas a encontrar esa otra persona que los sustituya y cambiando de unos brazos a otros sin importar el daño que hagan.

Yo creo en ese Amor, y prefiero caminar sola que con un sucedáneo de él.

Me dices que crees que podríamos intentarlo, y ver qué pasa, pero piensas con tus hormonas, con tus sentidos, no con tu corazón. En el fondo sólo buscas una aventura más y si no funciona, cosa que creo que das por hecho, culparás a que la otra persona no era la adecuada porque, por supuesto, tú siempre eres el adecuado.

Sí, quizás lo podríamos intentar, y quizás para tu sorpresa y la mía, podríamos encontrar cosas en común, pero luego vendría la monotonía, el compartir, y quizás los niños haciendo aún todo más monótono y, probablemente, se acabaría el sucedáneo y tendría que seguir sola, pero con muchas más dificultades que antes.

Es evidente que lo que buscas no es amor, porque buscas alguien que se adapte a tu vida, y eso es buscar compañía no amor, porque el amor no es buscar, es querer a la persona aunque sea la menos adecuada, el amor no es un cuerpo, es amar el cuerpo del otro aunque sea de lo más imperfecto el amor no son unas creencias, es aceptar y respetar las del otro aunque no sean como las nuestras, el amor no es un lugar de residencia, es vivir dónde sea que esté la otra persona, el amor no es dinero ni pertenencias ni posesiones, porque el amor es rico, tiene todo lo que tiene que tener y no necesita nada más que de lo básico para vivir. El amor no es buscar a alguien que te dé tranquilidad, sino aceptar que el otro aunque te ponga tu mundo patas arriba es lo que quieres para vivir, el amor no es no discutir, sino preferir discutir mil veces con una persona que hacer el amor con otra.

Sí, lo podríamos intentar, y ver si la cosa va bien, pero yo quiero algo eterno, no me conformo con menos, sin embargo lo que me transmites es que esto es para poco tiempo, para unos días de divertimento, para apagar tu fuego o tu curiosidad, o para unos meses o unos años, y para mí…. ese tiempo no es suficiente.

Entre sueños dije tu nombre

Posted in Amor, MIS ESCRITOS, Parejas, amor y desamor with tags on 11/06/2014 by ena4

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy de nuevo te metiste en mis sueños.

Tu altura peculiar, con esos ojos claros y ese pelo oscuro, tu piel que parecía suave al tacto y esa nariz tan peculiar como tu altura.. casi todo lo contrario a lo que siempre busqué.

Te tuve tan cerca, vi tu perfil, sin embargo, no sé si te reconocería si te viera a pesar que me resultas familiar. Alargaba mi mano para que salieras de esas brumas que te envolvían, pero nunca lograba alcanzarte, ni verte por completo, sólo sé que ahí delante estaba ese que es gigante y que tan sólo unos cuántos pasos nos separaban.

Sigo pensando que debes existir en algún recóndito lugar, sigo pensando en todo lo que te diría, y en si realmente eres tú el de mi sueño, el que aparece una y otra vez sin darme tregua, el que convierte mi mundo en algo insulso y sólo en sueños me permite palpitar. Sigo pensando que te acercas y sigo temiendo que no nos sepamos reconocer.

Entre sueños dije tu nombre pero al despertar no lo recordaba. Intenté no obsesionarme con ello pero es que … es tan difícil llevar esta vida tan árida, que no puedo más que pensar en ti para permitirme seguir haciendo este camino sin flores con cierta avidez.

Mil besos

Posted in Amor, MIS ESCRITOS, Parejas, amor y desamor with tags on 31/05/2014 by ena4

bocas

 

 

 

Siempre dicen que un día no es un gran día si no hay sonrisas en él… Puede ser, pero si observas, siempre en algún momento del día hay alguien sonriendo y, si te quedas mirando una sonrisa, pasa lo mismo que con un bostezo, que te contagian y sin darte cuenta, esbozas una sonrisa en tu rostro. Pero ¿y los besos? ¿Cuántos días pasamos sin un beso? Un beso de amigo, un beso de  hermano, de amor, de saludo.. fuertes y apasionados, suaves y tiernos… ¿Cuántos días pasamos sin abrazos fuertes y seguros, sin abrazos de los de verdad?. .. A veces, demasiados días sin ese calor, sin ese aliento, sin esas sensaciones que provocan esos gestos, sin esos arco-iris de sensaciones en tu cuerpo

No hace falta que sean abrazos o besos de un amor pasional, aunque si se tienen, mejor…  sólo abrazos y besos de calor, de estoy ahí… pero ¡¡¡cuánto nos cuesta darlos!!

Dejaré de lado esos besos y me iré al “beso especial” y así empieza mi narración:

Se encontraron después de tanto tiempo buscando esa unión. Ella miraba a sus ojos abiertamente viendo cada detalle de su iris, de su pupila. Los ojos brillaban acuosamente, expectantes, incrédulos, suplicantes, deseosos…´

Él estaba embelesado en los destellos de esos ojos, sin atreverse a moverse y deseándolo porque el espacio frío cortaba la respiración, pero no se movía hechizado de ver bailar esa luz en ellos.

Poco a poco, después de estos segundos absorbiendo sus miradas, sin percatarse, sus rostros se iban acercando, experimentando cada átomo de aire entre ellos, entre abriendo ligeramente sus bocas, como si faltara el aire en los cuerpos tiritantes de deseo.

En la boca de ella asoma la punta de su lengua lamiendo levemente los labios palpitantes y resecos. Él fija su mirada en ese leve movimiento deseando beber y saciarse de esa humedad excitante, mientras muerde su labio inferior mostrando con ese gesto su deseo.

Siguen acercándose y al mismo tiempo entrecerrando los ojos de forma involuntaria, pero aún así mirándose perpetuamente, encadenadamente, hasta que sus rostros están tan cerca que todo es borroso, que no se distinguen facciones, ni destellos, ni colores, sólo se siente un calor que gime y araña en la garganta mientras el corazón salta y salta para recibir oxígeno frío.

Entonces se da… empieza ese leve roce entre mariposas rosadas, ese leve voloteo midiendo el terreno de cada uno, para posteriormente invadir el espacio, mientras la señora húmeda se empieza a trasladar de su refugio a otra madriguera, escrutando, saboreando, absorbiendo como cuando un niño siente por primera vez la lluvia caer sobre él.

A ratos, la danza es suave, lenta, a ratos es apasionada, rápida para convertirse en suspirante, anhelante de más y, finalmente, calma, hasta que las señoras se separan y los labios siguen jugando un tiempo con pequeños roces apenas audibles, hasta que vuelven a separarse a milímetros y los ojos a abrirse para contemplarse mucho más brillantes que antes, mucho más deseosos.

La piel, rosada ahora, descubrirá el acto acontecido de dos futuros amantes que les queda por darse más de mil besos.

La idea del título fue de Cristian  (migliaia di baci per te e grazie mille)

Añado un link de un vídeo que acabo de ver, y que me ha encantado. http://www.upsocl.com/diversidad/como-seria-besar-a-un-extrano-por-primera-vez-para-estas-20-personas-fue-algo-inolvidable/#

Suspiro en el alma

Posted in Amor, MIS ESCRITOS, Parejas, amor y desamor with tags on 17/10/2013 by ena4

fuensanta y piconera

(Imagen creada a partir de fuensanta y la chiquita piconera de Julio Romero de Torres)

Me preguntas por qué mi mirada es misteriosa y distante, por qué es acuosa, triste, melancólica y soñadora; es sencillo, en el alma late un suspiro intermitente que me ayuda a seguir caminando.

En mi interior existe una sensación de que él existe, que está ahí, porque lo siento dentro, porque vive en mi. No sé si es producto de mi imaginación pero sé que lo siento tan intensamente que a veces me ahoga.

A veces pienso en partir a buscarlo siguiendo el sonido de su latido en mí, pero algo me retiene y en mis sueños me dice que espere, que él me encontrará, porque si los dos nos movemos buscándonos, será imposible juntarnos.

Y aquí me siento a esperar, mirando al mar y al cielo, absorbiendo su aroma como si estuviera en el puerto de San Blas, sólo que él no partió de mi lado para no regresar, ni lo espero con traje de novia, sino que viene hacia mí y me pregunto si me reconocerá. Me pongo por vestido una sonrisa a medias una esperanza en mi corazón porque no encuentro algo mejor con lo cual vestirme, con lo cual me pueda reconocer. Otras veces, con el mismo vestido, miro en el tren, porque tengo la sensación que llegará de lejos, pero no llega, y temo haber perdido la razón, por añorar, esperar y sentir a alguien que no es real.

A veces me levanto añorándolo, y ¿cómo se puede añorar algo que no existe?. Sí, tiene que existir… tiene que existir porque yo lo pienso.

Dicen mis sentidos que con la primera palabra que me diga, me comportaré como no es habitual en mí porque aunque mis sentidos no lo reconozcan, mi alma sí lo hará, y que tengo que estar pendiente de eso, porque a veces los sentidos rechazan lo que el alma añora.

Tengo la impresión que está cerca, que ya está llegando, pero no llega, y no sé si será locura, pero lo siento tan adentro, lo oigo respirar en las noches, lo oigo calmarme en los sueños.

Me preguntas por qué mi mirada es misteriosa y melancólica, es porque en el alma hay un suspiro hay una esperanza latiendo.

charlesmanher.wordpress.com/

Lo que nunca te dije

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

La Reina del Low Cost

tu blog de moda real

ENA 4

Mis Escritos y otros escritos

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

quetediria

A great WordPress.com site