Archivo para Aprendizaje

Despega/ Decolla

Posted in Amistad, Amor, Aprendizaje, Elegir with tags , , , on 22/02/2015 by ena4

ARBOLES NUBES HOJAS PARAGUAS

Llegó la noche y con ella las sombras. Duerme, duerme, ¡duerme ya!

Ariam, como siempre que puede, camina por campo verde, lleva los pies desnudos y siente algo de frío.

Observa los diferentes colores del cielo, entre azul, naranja y aún algo gris. Olisquea el ambiente, cierra los ojos y abre los brazos para sentir en todo su ser a la madre tierra. Es genial estar en esa tierra, es genial sentir como todo penetra en cada poro de su piel y cómo puede sentir que la brisa la eleva.

Por detrás aparece Omis, a veces lo odia porque no le permite nunca despegar, a veces lo ama por el mismo motivo. En todo caso, siempre es interesante hablar con él.

Omis es de aquellas personas que siempre tiene los pies en el suelo, a veces parece que sueña, pero realmente nunca acaba de despegar, nunca se atreve a dar otro paso. ¿Quizás es porque es muy serio? ¿quizás es muy cerrado de mente? ¿quizás sólo es que alguna vez despegó y se estrelló? ¿será que tiene miedo? ¿quizás no sabe cómo hacerlo? Realmente Ariam no lo sabe, pero lo que sí sabe es que se esconde bajo un halo de misterio y fantasía donde todo para él es mejor, pero que nunca se atreve a llevar esa fantasía a la vida real, ni siquiera se atreve a contárselas a nadie.

– Hola Omis, ¿Qué te trae de nuevo por aquí?

– Sólo paseaba antes de empezar con el día.

– Ajam. Es maravilloso este momento, lleno de colores y texturas, de olores y silencios. ¿Qué vas a hacer hoy?

– Lo mismo de siempre – Omis nunca es muy específico en nada, siempre tienes que jugar a las adivinanzas con él.

– Y ¿por qué no haces algo diferente?

– Porque hay obligaciones.

Ariam lo mira, a veces parece que habla con un robot.

– Sí, las hay, pero también hay tiempo para vivir.

– Supongo. Llegará el día que pueda hacerlo. – Él nunca dirá tienes razón, siempre dice supongo, puede ser, con ello ya hace demasiadas concesiones. Tampoco existe la palabra perdón en su vocabulario, ni la palabra me equivoqué, ni siquiera algo tan próximo como puede ser que esté equivocado. ¿Por qué existirá en él esa parte de no admitir ciertas cosas?

– ¿Y si nunca llega? ¿No piensas que habrás perdido el tiempo?

– No.

Ariam suspira y prefiere cambiar de tema.

– ¿De dónde vienes?

– De lejos. – A veces resulta difícil entablar una conversación.

– Eso es relativo. Para según que personas lejos son solo 2 cm, para otras lejos es la población de al lado, para otros es tras un océano, y para otros no existe el lejos. No todos tienen la misma perspectiva de las cosas, y no todos centran el punto en el mismo sitio.

– Es posible. ¿Para ti qué es lejos? – Esto sí es una novedad, a Omis le interesa algo sobre ella.

– Lejos es 2 cm, cuando quiero estar a 0 cm, lejos para mí es tener a personas al lado que las siento frías, lejos para mi es compartir con personas que no comparten nada conmigo, lejos es que no te escuchen o no sentir que el otro ser estará ahí si lo necesitas. Lejos para mi es incomprensión, orgullo, desamor. Lejos es traición, orgullo, mentiras.

– Es una manera de verlo.

– Sí, es una manera de verlo. ¿Soñaste hoy?

– No lo sé. Para mi es más fácil fantasear que soñar supongo.

-Ajam – sonríe Ariam – y ¿ por qué nunca llevas esas fantasías a la vida real?

– Porque si existe en la vida real deja de ser diferente, fantástico y pasa a ser normal, vulgar. La fantasía muere en el mundo real, todo es diferente en el mundo real. Nadie reacciona como reacciona en tus fantasías, nada tiene el mismo final que en las fantasías.

– Eso es cierto, pero ¿no crees que puede ser porque en la vida real tú tampoco haces las mismas cosas que en la fantasía?. En tus fantasías todo el mundo que actúa sabe lo que pasa por tu cabeza y por tanto saben exactamente qué hacer, qué decir, para hacerte sentir bien, mientras en la vida real si no lo dices, es difícil saber cómo actuar, qué hacer o decir porque nadie sabe lo que piensas. En las fantasías también moldeas todo y a todos como tú quieres que sean, pero en la vida real, todos somos independientes, y no se puede ni se debe moldear a tu antojo. Resumiendo, en tu fantasía siempre eres un Dios que creas, o deshaces a tu antojo y en la vida real eres un mortal que no puede cambiar nada excepto a ti mismo.

– Por eso la realidad es fea.

– No lo creo, la realidad es más bonita, si conviertes tus fantasías en sueños, tus sueños en objetivos. En la vida real, si te atreves a cambiar, todo cambia incluso lo que creías inamovible. No manejas, ni manipulas a las personas, no moldeas; tú cambias para que los otros cambien y, por tanto, no tienes maniquíes como en tus sueños, sino personas reales con latidos diferentes al tuyo pero que pueden acompasarse si haces un esfuerzo, si ambas partes hacen un esfuerzo. En la vida real existen personas que te sorprenderán mientras en las fantasías non hay sorpresas, dado que todo es tal cual quieres que sea.

– Para hacer eso se deben derrumbar muchos muros que yo no sé si quiero derrumbar. Los muros son necesarios para que no te hagan daño.

– Pero los muros impiden pasar cosas buenas también. ¿Por qué en vez de construir muros no construyes filtros?

– ¿Filtros? Es lo mismo.

– No, no es lo mismo. Los filtros te dejan llevar tus fantasías a la realidad, te dejan actuar, dejan de lado los miedos.

– No veo diferencia.

– Ok. Coge mi mano, atrévete.

Omis coge su mano inseguro y con un poco de fastidio. Ariam lleva la mano a su corazón mientras posa la suya en el corazón de Omis.

– Omis, ¿notas el descompás entre tu corazón y el mío?

– Pues claro pero eso es normal, somos personas diferentes.

– Tienes una mirada bonita, nunca me había fijado. Nota ahora tu corazón.

– Sí se aceleró un poco pero es normal, esta situación es incómoda.

– Va casi a la misma velocidad que el mío, pero aún se queda atrás. Prueba tú a observar algo diferente.

– De tan cerca y mirando hacia mis ojos, tus ojos parecen más grandes.

– Mi corazón ha bajado un poco las pulsaciones. ¿Lo notas Omis?

– Cuando yo te digo algo bonito, tu corazón se acelera, cuando tú me dices algo que yo percibo como bonito mi corazón se ralentiza y ahora ya casi vamos acompasados.

– Hasta en eso somos contrarios.

– No, hasta en eso somos iguales. Sólo la forma de actuar es diferentes. Yo me calmo porque estoy alerta, esperando siempre una palabra desagradable, espero siempre que digas algo que no me gusta y cuando no llega lo que espero, me relajo y puedo sentirme más cerca de ti, me siento bien a tu lado, que no voy a recibir ataques o desprecios. Por tu lado, también esperas lo mismo de siempre, sea bonito, feo, neutral pero lo mismo, por tanto permaneces indiferente, impasible o con fastidio, pero cuando llega algo diferente, tu corazón salta de sorpresa, alegría, o de inseguridad por sacarte de tu mundo de muros.

Esto es poner filtros, poder hacer cosas para que los latidos se acompasen, para poder ver que las personas reaccionan a ti, poder observar y sentir, para dejar espacio a las sorpresas, a lo inesperado. Los muros no te dejan sentir nada pues no permites pasar otras ideas, ni reacciones, dentro de tu muro sólo cabe lo que tú esperas, o piensas, y te pierdes las reacciones de las personas, el poder del cambio.

– Tengo mis dudas. – Ariam sonríe ante esta contestación, una vez más no le dará la razón aunque lo esté pensando, por norma general esto la deprime, pero hoy….

– No me sueltes, vamos a subir sobre tu muro y saltarlo para ver que hay al otro lado. Yo salto contigo.

Ariam y Omis suben al muro, acompañados de las quejas y del malhumor de éste último. Cuando están arriba Ariam vuelve a colocar su mano sobre el corazón de Omis, y coloca la mano de éste sobre su propio corazón.

Ariam sonríe al ceño fruncido de Omis y mirándolo a los ojos lo hace caer con ella remontando el vuelo justo antes de estrellarse contra el suelo de las desilusiones. Entonces extienden sus brazos y por primera vez Omis sonríe, sonríe de verdad, bajo la libertad de haber saltado uno de sus muros llamado miedo.

Amanece, suena el despertador. ¡ Levántate ya ! Despega en la vida.

______________________________________________________________________________________

ITALIANO

DECOLLA

Venne la notte e con essa le ombre. Dormi, dormi, dormire ora!

Ariam, ogniqualvolta possibile, cammina attraverso il campo verde, trasporta i piedi nudi e senti qualcosa di freddo

Guarda i diversi colori del cielo, blu, arancione e persino alcuni grigio. Annusa l’ ambiente, chiudi gli occhi e apre le braccia a sentire tutto in tutto suo essere alla madre terra. È fantastico essere in questa terra, è bello sentire come tutto penetra in ogni poro della sua pelle e come può sentire la che brezza che si solleva

Dietro appare Omis, a volte lo odia perché non permette mai ergersi, a volte lo ama per lo stesso motivo. In ogni caso, è sempre interessante parlare con lui.

Omis è una di quelle persone che ha sempre i piedi per terra, a volte sembra che sogna, ma mai veramente decolla, non ha il coraggio di fare un altro passo. Forse è perché è molto serio?, Forse è molto chiuso mentalità?, È forse solo mai decollato e si è schiantato?, Potrebbe essere che ha paura? Forse non sai come fare? Davvero Ariam non lo sa, ma quello che sì sa è che se nasconde sotto un alone di mistero e fantasia dove tutto per lui è meglio, ma non osa portare quella fantasia alla vita reale, neppure il coraggio di dire loro a nessuno.

– Ciao Omis, cosa ti porta di nuovo qui?

– Cammino prima di iniziare la giornata.

– Ajam. E ‘ora meraviglioso, pieno di colori e texture, profumi e silenzi. Che cosa hai intenzione fare oggi?

– Come sempre – Omis non è mai molto specifico su qualsiasi cosa, devi sempre giocare indovinare con lui.

– E .. perché non fare qualcosa di diverso?

-Perché ci sono obblighi.

Ariam lo guarda, a volte sembra che parla con un robot.

– Sì, esistono, ma c’è anche il tempo per vivere.

-Immagino. Vendra il giorno in cui può farlo. -Lui non dirà mai “hai ragione”, dice sempre immagino, credo, può essere, con questo rende già troppe concessioni. Né la parola “perdono” esiste nel suo vocabolario, o la parola “mi sbagliavo”, o anche qualcosa di più vicino come “può essere sbagliato”. Perché è in lui quella parte di non ammettere certe cose?

– E se non arriva mai? Non pensara che hai perso il tempo?

– No

Ariam sospira e preferisce cambiare argomento.

– Da dove vieni?

– Di lontano. – A volte è difficile da colpire su una conversazione.

– Questo è relativo. Per secondo chi persone lontane sono solo 2 cm, per altri è lontano dalla città di accanto, per altri è dopo un oceano, e per gli altri non c’è più. Non tutti hanno la stessa prospettiva delle cose, e non tutto fuoco punto sullo stesso sito.

– È possibile. Per te che è lontano? – Questa è davvero una novità, Omis interessato a qualcosa sopra lei.

-Lontano è di 2 cm, quando io voglio essere a 0 cm, lontano per me è avere persone accanto che sento fredde, lontano per me è condividere con persone che non condividono nulla con me, lontano è che non me ascolti o sentire che l’altro essere non ci sarà se avete bisogno. Lontano per me è la mancanza di comprensione e di crepacuore. Lontano per me è tradimento, orgoglio, bugie.

– E ‘un modo di vederlo

– Sì, è un modo di vederlo. Hai sognato oggi?

– Non so. Per me, penso che è più facile fantasticare quel sognare.

-Ajam – Ariam sorride – e perché mai porta quelle fantasie nella vita reale?

– Perché se esiste nella vita reale cessa di essere diversi, fantastico e diventa volgare normale. La fantasia muore nel mondo reale, tutto è diverso nel mondo reale. Nessuno reagisce come  risponde alle tue fantasie, nulla ha la stessas fine che alle fantasia.

– È vero, ma non pensi che potrebbe essere perché nella vita reale non si fa le stesse cose come in la fantasia? In tue fantasie tutto il mondo che agisce sa cosa passa per la tua testa, e quindi, sanno esattamente cosa fare, cosa dire per farvi sentire bene, mentre nella vita reale, se non dice, è difficile sapere come agire. cosa fare o dire perché nessuno sa cosa ne pensi. Nelle fantasie anche plasmare tutto e tutti come voi volete che siano, ma nella vita reale, siamo tutti indipendenti e non può, né deve, modellati a vostro piacimento. In breve, nella tua fantasia sempre sei un Dio che crea, o annulla alla tua volontà e nella vita reale sei un mortale che non può cambiare nulla, tranne te stesso.

– Quindi la realtà è brutta.

-Io non la penso così, la realtà è più bella, se si converte le tue fantasie nei sogni, i tuoi sogni in obiettivi. Nella vita reale, se avete il coraggio di cambiare, tutto cambia anche quello che si pensava inamovibile. Non maneggia o manipola le persone, non plasma; tu face un cambio perche gli altri cambien e, pertanto, non siamo manichini come nei vostri sogni, ma sì persone reali con diversi battiti ai tuoi, ma che può andare al stesso ritmo se fate uno sforzo, se entrambe le parti fare uno sforzo.  Nella vita reale ci sono persone che vi sorprenderà mentre in la fantasie, non ci sono sorprese, dato che tutto è come si desidera essere.

– Per fare questo si deve crollare molti paretii che non so se voglio crollare. Le pareti sono necessarie per non farsi male

– Ma le pareti evita accadere anche cose buone. Perché invece di costruire muri non costruiscono filtri?

-Filtri? È lo stesso.

– No, non è la stessa cosa. I filtri consentono di portare le tue fantasie alla realtà, permettono di agire, lasciando da parte le paure.

– Non vedo alcuna differenza.

– Ok. Prendi la mia mano, hai il coraggio.

Omis afferra la mano e insicuro con qualche fastidio. Ariam porta la mano al suo cuore, mentre lei mette la sua mano nel cuore di Omis.

– Omis, ti senti la descompas tra il tuo cuore e il mio?

– È normale, siamo persone diverse

– Avere un bel sguardo, non avevo mai notato. Nota ora il tuo cuore.

– Sì, ha accelerato un po ‘, ma è normale, questa situazione è imbarazzante

– E ‘quasi alla stessa velocità che il mio, ma ancora rimane indietro. Si tenta di vedere qualcosa di diverso.

– Da così vicino, e guardando negli miei occhi i tuoi occhi sono più grandi.

– Il mio cuore è caduto un po’ giù battute. Le note Omis?

– Quando dico qualcosa di bello, il tuo cuore va piu veloce, quando mi dicono qualcosa che percepisco come bello il mio cuore rallenta e stiamo già quasi andando ritmiche.

– Anche in questo ci opponiamo.

– No, anche in questo siamo uguali. Solo il modo di agire è diverso. Io sono tranquilla perché io sono di avviso, sempre in attesa di una parola sgradevole, spero che ogni volta  dica qualcosa che non mi piace e quando non c’è quello che mi spettavo, mi rilasso e mi sento più vicino a te e mi sento bene al tuo fianco, sento che non ricevere attacchi o disprezzo. Tu aspettano anche lo stesso de sempre, sia bello, brutto, neutrale, ma in modo lo stesso, da quindi rimane indifferente, impassibile o con fastidio, ma quando diventa qualcosa di diverso, il tuo cuore salta de sorpresa, gioia, o insicurezza per satare fuori degli pareti del tuo mondo.

Questo è quello di filtrare, fare le cose perche gli battuti se acompasen, per vedere che le persone reagiscono a te, per osservare e sentire, per fare spazio a sorprese, a l’imprevisto. I muri non permettono di sentire nulla perché non si lascia passare altre idee o reazioni, all’interno della vostra parete si inserisce solo ciò che ci si spetta, o si pensa, e si perde le reazioni della gente, il potere del cambiamento.

– Ho i miei dubbi. – Ariam sorride per questa risposta, ancora una volta piu non darà la ragione, ma che lo pensi, di regola questo la deprime, ma oggi ….

– Non mi lascie andare, andremo al tuo muro e saltamo per vedere che ci sono sul lato opposto. Io salto con te.

Ariam e Omis van sopra il muro, accompagnati dal malumore di quest’ultimo. Quando sono sopra Ariam riposiziona la mano sul cuore di Omis, e mette la mano di Omis sopra il propio cuore.

Ariam sorride a cipiglio di Omis e guardandolo negli occhi lo fa cadere con lei ritornando a volare giusto prima di schiantarsi contro il pavimento delle delusioni. Poi estienden le braccia e Omis per prima volta sorride, sorride davvero, sotto la libertà di avere saltato una delle sue parete chiamati paura.

Il sole sorge, la sveglia suona. Alzati già! Decolla nella vita.

_____________________________________________________

Scusa, mio italino e pessimo, ma spero si capici.

Ríos de pasión

Posted in Aprendizaje, enseñanzas, MIS ESCRITOS, Personalidad, Tristeza, soledad, melancolía with tags , , , , , , , , on 21/09/2014 by ena4

agua y cielo

 

 

Soy una persona que ha tocado rara vez el cielo con las manos, pero lo he tocado en más de una ocasión. Soy una persona que rara vez ha tocado los subsuelos, pero también los he acariciado en más de una ocasión. He estado arriba, muchísimas veces, y he estado abajo puede que muchísimas más.

Quizás por ello, o quizás no, en mi fluyen miles de ríos más extensos y caudalosos que el más grande que se conozca en este mundo.

Tengo ríos de inmensa tristezas, de aquellos que parece que nunca se vayan a secar, pero que sorprendentemente, se secan mucho más rápido de lo que es habitual en otras personas. Ríos secos, pero que siguen sus apasionados surcos impresos en mi.

Tengo ríos que transmiten paz, cargados de aguas brillantes y cristalinas, llenos di vida y vivencias, ricos en todos los sentidos y que por suerte, no se han secado ni creo que nunca lo hagan porque empiezo por respetarlos.

Tengo en mi cascadas de ira, odio, de ganas de venganza, de agonías, de ganas que se haga justicia.. Llámenlo como quieran según sus conciencias se lo permitan porque las ganas de justicia no es más que venganza, odio o ira camufladas en palabras menos ardientes o políticamente correctas. Bien yo no lo camuflaré, tengo todas esas cascadas en momentos de mi vida, sobre todo cuando golpea fuerte o de forma injusta o cuando la infamia sobre mi persona o sobre mi familia galopa hasta lugares donde creías que jamás podría entrar una mala palabra sobre ti.

Tengo cascadas muchísimo más grandes que las anteriores, llenas de amor, de dulzura, de empatía, de buen hacer, de calor, de amabilidad y respeto, que por suerte, son mucho más grandes que las otras, y por tanto, impiden que me tome la justicia por mi mano, guardar un enfado demasiado tiempo, o albergar un rencor dentro de mí.

A pesar de que a veces en mi hay lluvias de mil mentiras, soy una persona honesta y sincera.

En mi casa, se hizo de todo para que tuviéramos estudios, los menesteres básicos cubiertos y la educación que sólo se puede recibir en una casa honesta de no hacer daño gratuitamente, no aprovecharse de nadie, ni ir con artimañas deshonestas para encadenar otras almas. Se nos enseñó a defendernos también y a no creernos ni más ni menos que nadie. y luego se nos dio el libre albedrío para hacer con lo aprendido lo que quisiéramos, según nuestra conciencia o según cómo se haya interiorizado esas enseñanzas y/o creencias.

Por todo ellos quizás soy honesta, directa y excesivamente sincera, sin pretender influenciar en nadie, pero sí dando pie a que las personas se piensen, se sientan, se perdonen y aprendan a vivir con ellos mismos sin las máscaras que hoy las sociedades, los profesionales y las nuevas modas nos obligan a  imprimir.

Cuando estoy triste lloro, y no me importa que las nuevas tendencias digan que no debamos de llorar, sino que hay que mirarse a un espejo y decir que fuerte soy, que maravillosa persona y que la divinidad está dentro de mí, o qué he aprendido de esto… a veces las cosas llegan sin enseñanza y lo mejor que se puede hacer es llorar para secar el río de amargura que se ha creado dentro de ti, o gritar, o correr sin parar, o decir cuatro cosas a los causantes de esa riada, y luego ya pensarás cómo, cuándo, por qué, y si realmente lleva una enseñanza, pero lo primero es secar el río antes que se haga más caudaloso o antes que te arrastre a cosas peores.

Tengo 42 años, a lo largo de mi vida, he dado mucho, quizás demasiado y lo que he conseguido es que sanguijuelas de todos los tamaños y colores, se aprovechen de mí y me manipulen a mí y al entorno como les dé la gana, incluyendo personas de mi familia… he tragado, he callado, he intentado razonar hasta que al final he dicho esta boca es mía (y a veces de forma no muy correcta, vomitando esos raudales que ha borbotones recorrían mi cuerpo), y por tanto, cuando exiges respeto pasas a ser la mala de la película. Pero estos 42 años, me han llevado a darme cuenta, que esos vampiros, siempre están ahí, y que por mucho que calles, quieras o ames, ellos jamás repararán en el daño que te hacen, porque ellos son el ombligo del mundo, y necesitan de tu sangre para sobrevivir, y cuando les falta la sangre, tú eres el usurero que les ha quitado su alimento para existir.

Sí, tengo 42 años, y he aprendido, que mi bondad hace que vaya, una, dos y también tres veces pero que el cansancio me puede, y ya no quiero, ni pierdo el tiempo más de tres veces con personas deshonestas, que se creen que sólo ellos tienen sentimientos, que se creen superiores y por ello con el bastón de mando para herir, justiciar, o adjudicar penas.

Con 42 años, no he perdido la capacidad de perdonar, pero si he adquirido otra mucho mejor que es la de alejar, de no tener miedo a que me juzguen injustamente, de no tener miedo a la soledad y que a la primera que debo respetar es a mí misma. Y he aprendido que con ello se ahorra una mucho tiempo y muchísimos dolores de cabeza, aunque no niego que a veces sigue doliendo por las personas que menos los merecen.

Con 42 años, he tenido todo tipo de riadas, de las que destrozan y se llevan todo a su paso, de las que refrescan y alegran, de las que te hacen respirar profundo, y de las que te hacen aguantar la respiración. Riadas que a veces te han hecho sentir que no puedes nadar más y quieres dejarte hundir, y riadas que a pesar de ser mucho más violentas te han hecho luchar con más garras y fuerzas.

Sí he tenido una vida intensa, y ávida de miles vivencias que no quisiera que pasaran los enemigos más grandes, pero también de aquellas tan genuinas y buenas que quisiera que todo el mundo las pasara aunque sólo fuera una vez.

He conocido en mi vida a un ángel, y a miles de demonios, de los cuales, los peores han sido los que se han escondido detrás de las palabras amor, soy feliz y no tengo penas (que contra más alto o veces lo dicen suele ser todo lo contrario), de Dios y de la bondad.. pero la luz de ese ángel, me insufló tanta vida, que por mucho que hayan querido desgarrarme, ahuyentarme, pisotearme, siempre he acabado en ese torrencial de amor que sigue en mi, a duras penas, magullada y a veces incluso un poco más muerta que viva, pero sea como sea, sigo ahí fluyendo.

Seré odiosa, por no camuflar las palabras, me borrarán, me eliminarán de sus vidas, y dirán cosas políticamente correctas o se inventarán cosas sobre mi vida por si se me ocurre acudir a algún conocido que no crean otras versiones.. pero la verdad, y todos los que se han enfrentado conmigo lo saben perfectamente, es que jamás juego con los sentimientos de nadie, soy clara en lo que quiero, doy más de lo que debería, no me aprovecho y nunca, nunca, hago a nadie lo que no me gustaría que me hicieran, no me vendo por dinero, ni posición social y prefiero mil veces vivir con trozo de pan duro y roñoso que coger el dinero que no he ganado.

Será quizás que también uno de mis ríos caudalosos va cargado de orgullo y honor, bien o mal entendido…  quizás sí, no lo sé, pero sea un defecto o no, nunca me arrastro ni para conseguir dinero, ni mucho menos para robarlo, ni para tener una familia, ni mucho menos obligar a nadie a tenerla, ni para tener una pareja o no,  ni siquiera para tener un mejor bienestar.. por eso si algo realmente me duele, es que haya personas que me ataquen y levanten calumnias en estos temas, que mancillen toda mi vida con palabras sin control cargadas de mentiras.

Tengo mil raudales, riadas, lagos y mares en mi, algunos secos otros no, unos beneficiosos, otros no, unos se desbordan cuando menos lo esperas y otros dan vida, pero tengo ya 42 años para decir a tantos demonios basta ya, conozcan sus riadas, sus prepotencias,  y no se inventen las mías, que bastante tengo ya con las que tengo, como para que se traigan sus tormentas inventadas o creídas, a mi ser.

charlesmanher.wordpress.com/

Lo que nunca te dije

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

La Reina del Low Cost

tu blog de moda real

ENA 4

Mis Escritos y otros escritos

Inteligencia emocional y otras habilidades

Un blog para la gente que ha despertado y que desea conocerse a sí misma, así como mejorar cada día en la gestión emocional y afectiva.

quetediria

A great WordPress.com site