Yo sola puedo, pero mejor contigo.

el-grito

Cuando quieres gritar porque el dolor te atenaza la garganta.

 

Cuando quieres llorar pero ya no quedan fuerzas ni agua que derramar

 

Cuando quieres salir corriendo pero las piernas no responden

 

Cuando te da miedo lo que te rodea y quisieras esconderte pero no hay donde

 

Cuando estás pidiendo ayuda a gritos, pero nadie te oye.

 

Entonces todo se ve como un sueño, un mal sueño del que quieres despertar

 

Romperías cosas contra la imagen del espejo, porque no te gusta su reflejo.

 

Giras alrededor del camino, moviéndote por inercia, pero sin saber hacia donde avanzas ni quién dirige tus pies.

 

Todo es niebla, todo parece estar al revés, y vas muriendo en vida, o vas viviendo muerta.

 

Quieres huir donde nadie te conozca, y temes que alguien te pare para hablar, y avanzas mirando hacia atrás por miedo a que alguien te pueda alcanzar.

 

Parece que vayas flotando, y oyes voces de lejos, pero ninguna es cálida ni te abre puertas.

 

Todos ofrecen, todos dicen que están ahí abriéndote una puerta, pero para recibirlos, primero tienen que acercar su mano al paño, y eso es un difícil trabajo.

 

Es como si alguien te dijera, te voy a ayudar en tu camino, pero simplemente te espera al final de éste. Y cuando haces notar este hecho, cuando pides, entonces eres tú la egoísta, la que les das miedo, pero el miedo que sienten quizás sea, porque todos saben como recibir pero en el fondo todos saben que no saben dar.

 

A veces una llamada, un mensaje cálido, una carta, o una mirada, simplemente es lo que basta para que esa maldita puerta se abra, y salga la luz de dentro, que hace que se desentumezca tu cuerpo.

 

Pero estás sola, tú sola debes aprender, debes desentumecer los sentimientos heridos, tú sola puedes, tú sola sabes, y cuando tú sola salgas entonces si, todos te tenderán la mano, y se darán golpes de pecho diciendo orgullosos, ves como soy tu amigo, ves como yo si que he estado. Pero mi única amiga habré sido yo

 

Aún así, gracias por estar al final de ese tortuoso camino.

 

Cuando quieres gritar y no puedes porque el dolor atenaza la garganta.

Cuando quieres llorar pero ya no quedan fuerzas ni agua que derramar,

Solo espero que vengas a coger mi mano, porque solo tú puedes desencadenar y hacer mi día menos amargo. Solo tú puedes acompañarme desde el principio de mi agonía, para hacer que el camino tortuoso sea más corto.

 

Una respuesta to “Yo sola puedo, pero mejor contigo.”

  1. Si, un ángel del infierno jajaja. Pido poco porque no soy de pedir mucho, eso si. lo que quiero lo quiero y no me sirven medias tintas, pero aún así todos pedimos.
    El ser humano tiene un concepto erroneo de varias cosas. Uno de ellos es que confunden la frase “cuando se da no se pide nada a cambio” cierto, no das esperando recibir, porque sino serías tan egoista como el que no da, siempre estarías buscando un beneficio detrás, pero esto no es sinónimo de que solo debes dar y no recibir, porque esto es quererse poco ES decir, si tú estás en una pareja en la que solo das tú, probablemente estás sufriendo malos tratos psicológicos, nadie te tiene en cuenta, les importas un bledo y solo están esperando recibir de ti pera no quieren darte nada. Lo mismo pasa con la amistad, compañeros y etc etc.. cuando se da no esperas recibir nada a cambio, y no debes recibir nada a cambio de lo que des o hagas, pero si que debes de recibir aunque no sea a cambio de lo que has hecho, ni aunque no sea al mismo nible o en el mismo campo
    Como digo, las personas que admiten solo dar solo dar, y no reciben absolutamente nada, son personas que se quieren muy poco, personas que aguantan humillaciones, y un sinfín de cosas de esos sinvergüenzas que se alimentan, esprimen y devaluan a un alma generosa.
    Pero en todo caso, tienes razón, se acostumbras a que siempre des, y cuando un día dices, hoy estoy mal, necesito que me des tú, que me acompañes tú, que me des calor tú… entonces esa gente se rebota porque “quién te has creido tú para pedir? qué egoista eres! tú solo debes dar y sino te damos te fastidias… la cosa es así.
    Y si, pocas veces he pedido ayuda, muy pocas, porque considero que la gente sabe cuando necesitas apoyo porque es evidente, pero las pocas veces que he dicho no puedo ya con esto, necesito calor, o necesito recibir.. toma, torta que te crio… pero bueno ahí se descubre quienes son buenas personas, y quienes no, quienes solo quieren recibir y no están dispuestos a dar, … aunque a veces las tortas te las dan porque realmente saben que tienes razón y se sienten mal con ellos mismos y entonces se mosquean, y en vez de actuar como seres adultos lo que hacen es atacarte para encubrir sus carencias.
    En fin, cosas que se viven en esta vida, pero a fin de cuentas, eso te ayuda a saber quienes verdaderamente sienten aprecio por ti, quienes solo te usan, y quienes son unos críos malcriados.
    Cómo está? hoy no me llevé los teléfonos. Dime algo si lees mañana.
    Besines y muchas gracias por pasarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: