ECHANDO A FALTAR

 

 

 

 

 

Hay veces que echando la vista atrás te das cuenta que hay imborrables momentos en tu vida que son los que te han hecho crecer como persona.

 

Momentos vividos, momentos felices, momentos tristes, momentos que el tiempo hace que desdibujes que desfigures.

 

Y analizando tu persona, te das cuenta que esas vivencias, han dividido tu forma de sentir en varias partes muy diferentes, como si se trataran de diferentes personalidades que luchan entre ellas por salir a la superficie. Pero no es así, sino que cada una de ellas, forma tu personalidad única que es la que te hace diferente al resto, para bien o para mal.

 

YO tengo mi parte de niña, mi parte soñadora que juega, que se embarca en aventuras de corsarios atractivos. Mi parte que ve la vida de color de rosa, porque aún nadie ha conseguido, ni creo que consigan matar esta parte inocente, ingenua, soñadora. Es mi parte más vulnerable, y la más dependiente quizás, la que busca y añora la aprobación de los que la rodean, y la que se siente dolida y herida si esto no se da. La parte egoísta que reclama y quiere toda la atención. La parte que aún necesita y echa de menos, a su padre, que era como el héroe que te rescataba de todo y te hacía sentir segura. La parte que echa de menos sentarse en un regazo y que la acunen y mimen.

 

Por otro lado, se puede dibujar la parte desconfiada, la parte de persona herida, que le cuesta mirar y confiar porque un día amo, y fue humillada, porque un día fueron desleales con ella. La parte que ha guardado los muros impenetrables para evitar sufrir tanto. La parte que echa de menos alguien capaz de destruir esos muros.

 

Sigues analizando y descubres tu parte adulta. La que nadie puede dañar, la que está curada de espanto y se muestra sabia ante la vida. La que es capaz de profundizar y odia la hipocresía y la mentira. La que echa de menos un ser que sea complemento para poder compartir no solo alegrías sino momentos importantes positivos y negativos. Un ser que mire de frente y esté a la altura-

 

Después viene la parte romántica que cree en los cuentos de príncipes y princesas, que espera ser rescatada, que llora con canciones, con libros, que se emociona ante el amor, y ríe tanto como llora. Parte que echa a faltar su corsario romántico, su trovador épico, su alma gemela que le haga feliz.

 

Seguimos analizando y está la parte apasionada. La que defiende con todo su ser, la que ama con ojos, pelo, manos, alma y boca. La que quiere verse y que la vean sexy. La que echa a faltar el ser que le encienda la sangre, que la haga sentir viva. que la haga sentir mujer, que la complazca.

 

La parte insegura, que no confía en su ser, que se cree sin derechos, que piensa que hay personas o metas inalcanzables, que no se cree especial ni diferente. Que echa a faltar el ser que le dé seguridad, que no le falle.

La parte maternal, tierna, dulce, dedicada a los suyos y que los defiende con uñas y dientes, que da sin esperar a recibir, que sobreprotege a los suyos, que es como el pilar de sustento. Que echa de menos a todos sus polluelos cuando abandonan el nido, que echa de menos ser madre.

 

La parte responsable, exigente y trabajadora. Que es un tanto inflexible, que no soporta excusas, que mira siempre hacia adelante, que no cesa en su empeño, que ambiciona. La parte que echa de menos una mano que sea un apoyo un compañero que le dé ánimos cuando las cosas no van bien.

 

La parte irracional, capaz de abandonar todo por un sueño, de enfadarse sin motivo, de sentir celos, de no querer ver la realidad. Que echa a faltar la persona sensata que le frene, que le haga ver sus errores. Que hace locuras irremediables de la cual luego la sensatez la avergüenza pero que ya están echas y vividas.

 

Todas esas partes forman mi persona. Y todas esas partes echan a faltar algo o alguien. Todas son completas, todas forman una única personalidad, pero no hay nadie que acepte por completo todas las partes. Todas echan en falta, la persona que reúna y asuma de la misma manera cada una de las partes como un todo. La persona que posea las mismas partes, y que no haya decidido matar ninguna de ellas.

 

Persona soñadora, exigente, divertida, habladora, profunda, aventurera, responsable, trabajadora, protectora, que se deje querer y quiera, apasionada, romántica, loca… persona que comparta y asuma las virtudes y defectos, que complemente sin intentar cambiar. Existe?

 

 

Te echo a faltar a ti.

 

 

 

15 comentarios to “ECHANDO A FALTAR”

  1. si no existe..lo inventamos.
    pork de eso se trata..si sois buen tallador .hasta la piedra ams dura y astillada es arcilla en nuestras manos.
    YO tengo mi parte de niña, mi parte soñadora que juega, que se embarca en aventuras de corsarios atractivos………pues yo no tengo mi parte de niña…pero si de niño y ando en esas.

  2. Que razón tienes¡¡¡ Todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra parte infantil y nuestra parte adulta, juntas las dos son las que hacen que nuestra vida tenga alitbajos….En el momento infantil somos más susceptibles..todo nos afecta y en los momentos adultos somos más fuertes y no nos dejamos dañar por nada ni por nadie….
    Reir,llorar, AMar, SEntir son partes de la vida que hay de descubrir todas y cada una de ellas… Y algún dia encontrarás a la persona que te merezca….un besazo..
    Noe.

  3. Pues si, cuando tenemos 30 también tenemos, 25, y 20 y 15 y 10, 5 etc. Deberíamos tener cada uno de las etapas que hemos pasado, y no ahogarlas porque así no podemos entender a los que vienen detrás, cuando realmente hemos pasado por las mismas cosas, y sentido las mismas cosas.
    Y cada parte tiene su lado bonito que siempre es bonito descubrir… de hecho creo que es lo que hace misteriosos a las personas.
    En cuanto a la persona que me merezco, mmm creo que mejor no venga nadie más, estoy más que harta de los hombres… bueno debería de decir proyectos de hombres, porque los hombres no hacen según que.
    Jajaja,supongo que estos solo han conservado sus partes de niños porque son las que les convienen, y olvidan las partes de adulto. Y tan malo es ahogar las etapas que has ido pasando sin dejarlas salir de nuevo a la superficie, como evitar que se introduzcan las nuevas.
    Besines Noe, y mil gracias no solo por pasarte, sino por dejarme tu opinión.

  4. Eyatónkawe Says:

    La diversidad del universo es tan evidente como lo es la diversidad en uno mismo… y como lo es la relatividad de esta diversidad, que convierte lo que creemos evidente en diverso según la ocasión y el momento en que nos pille lo que llega. Ser muchos en uno solo, actuando a veces de modos distintos en similares situaciones… sorprendiéndonos alguna vez incluso a nosotros mismos. Según… según… según… Quizás… quizás… quizás… Una de las maravillas del ser humano, aunque no todos los seres humanos la poseen. Como hablábamos el otro día, hay quien tiene la cara plana, ya se acabe de levantar, ya esté triste o feliz, enfadado o alegre, cansado o enérgico… No cambian su expresión. ¡Uff! No me gusta. Prefiero que mi cara cambie. Me quedo con mi diversidad, pues con ella creo ser capaz de entender mejor, más capaz de mirar lo que veo y de escuchar lo que oigo.

    De la misma manera hay quien nace con la suerte de su lado, quien a la primera encuentra lo que quiere, quien se conforma con lo primero que le llega creyendo que es eso lo que quiere, quien al conformarse vive sin realmente vivir, quien no vive porque no siente, quien no valora lo que tiene porque sin esfuerzo lo obtiene, quien nunca encuentra porque no sabe lo que quiere, quien llega a la vejez sin aprender de los años y quien hasta pierde la esperanza por no encontrar lo que realmente sabe que ansía en su vida. ¿Con qué te quedas? Cuestión de buena o mala suerte… pero estoy verdaderamente orgullosa de tu existencia, de tenerte como amiga, al igual que tú realmente lo estás de ti misma, pues ¿no es ya una suerte ser cómo eres, serlo todo, saber lo que deseas y sentir que en tu aventura existe ese momento sencillamente especial que te traerá a ese príncipe corsario? Llegará… y seréis felices aun comiendo macarrones… o perdices… sin cambiar ninguna de tus partes… Bueno, sí, esa pesimista que cree que la esperanza se le escapa. Vive caminando y disfrutando con tu presente de ayer, de hoy y de mañana, con lo que posees, que eres tú misma, sabiendo que la felicidad es sentir y entender que lo mejor lo tienes tú. Felicidades por sentir… y gracias por ello.

  5. Eyatónkawe Says:

    ¡Ah! Me he olvidado recordar lo que siempre decía la abuelita Wendy a sus nietecitos tras haber vivido una maravillosa aventura con Peter Pan en el país de nunca jamás: “No olvidéis a esos niños que lleváis dentro. Ser siempre niños.”

    Un besito

  6. Pues si, no me gusta la gente que siempre es serena, pues ahogan alguna de sus partes. Hay tiempo ara llorar, para enfadarse, para apasionarse, para permanecer fríos, para añorara, pasar épocas de duelo, para perder los papeles o para recuperarlos. Como decíamos la gente que siempre tiene la misma cara me trae desconfianza, pues una cosa es ser optimista y otra es ser impasible, o impenetrable… no me gustan simplemente.
    Te estás tomando mucho tiempo en mi, así que me siento muy afortunada por ello, y porque en cada opinión que dejas, se acerque o no a lo que el escrito refleja, dejas una sensañanza bonita.
    En cuanto al otro ser, prefiero macarrones jajaja, fuera de bromas, no es pesimismo, sino hartura del hombre, cansada del que solo busca sexo, o solo tiene la necesidad de formar familia, o solo piensan en ellos y no quiere aceptar todas las partes. Es decir, demasiado egoistas en general, que solo buscan su nivel a un nivel u otro, pero sin querer ver que aquí hay muchas partes, y lo peor, teniendo que ocultar las partes que a ellos les hace sentirse inferiores.
    Así que he llegado a la conclusión que mis momentos de soledad han sido mucho mejores, y más felices que los que he estado en pareja. Que me he sentido más sola estando con ellos que estando conmigo misma.. así que opto por la soledad pero no dejo la puerta cerrada pues tambíen sé que en algún momento puede llegar ese ser que acepte que eres sexual, sensual, mente, cuerpo, niña, mujer, virtudes y defectos, conversación y silencio, pasión y ternura… en fin, que contemple todas las partes y no solo las que a ellos les hacen sentir bien.
    Ays soy afortunada de tener alguien que nos deja en este espacio tan mío como vuestro, esos matices cargados de pragmatismos.
    Un besazo.

  7. Por cierto, preciosa frase la de la abuelita que recordé tanto cuando hacía el escrito como leyendo tu opinión

  8. Por cierto, preciosa frase la de la abuelita que recordé tanto cuando hacía el escrito como leyendo tu opinión

  9. Eyatónkawe Says:

    Acabo de releer tus palabras para disfrutar una vez más. Me han encantado. Estructura y orden consecutivamente geniales como el orden de los sentimientos de una mujer que se precie. Primero niña, ingenua y soñadora. Luego herida y, por tanto, desconfiada tras haber sido ingenua; y como al ser niña te hirieron te conviertes en la adulta a la que ya no podrán herir, pero que necesita compartir. Y he aquí el amor, romántico primero y pasional después… seguido de lo de siempre… la inseguridad física de no ser la mujer más sexy del mundo para tu príncipe, ya que lo que piensen de ti los demás tíos te trae sin cuidado, pero sí ansías serlo todo para tu corsario… y eso sí que… Es difícil que un hombre lo pueda demostrar por muy trovador que sea. En este punto hemos de crecernos solas, mintiéndonos al imaginar que no será capaz de desear a otra mujer por hermosa, sexy o lujuriósamente erótica que sea… conformándonos con su fidelidad, de la que no dudamos. Sientes tristeza por ello y porque te sentirías completa si te amase tanto como tú a él. Sería el sueño hecho realidad: ser su bella princesa, o mejor aún, la reina de vuestro reino. Pero… Autoestima arriba, muy arriba… Los príncipes azules no creo que existan en este tema. En los cuentos reales se anda, no se vuela. Y andando llegamos al sentimiento maternal hacia él y vuestros principitos con los que no puede faltar la responsabilidad, el esfuerzo y el trabajo, y el consiguiente cansancio que de vez en cuando nos bajará la autoestima, recordándonos aquéllo que nos falta, el sentirnos la única reina del cuento, mimada, amada e infinitamente deseada; recordándonos también todo a lo que renunciaste por tu amor y a la vez reviviendo los hermosos momentos de locura sana que viviste con él. Y te ves llorando y riendo a la vez para acabar con esa dulce sonrisa que desde el recuerdo te reconforta y te hace recordar lo mucho que le amas, lo feliz que eres junto a él y vuestros bebés, y lo orgullosa que te sientes de ti misma por haber conseguido lo que más querías. Felicidades, mujer. Felicidades, Helena (¿con h?).

  10. Si con H.
    Pues fijate que yo si que creo que existen los príncipes azules, aunque no seres perfectos como muestran en los cuentos, y menos mal porque sino serían la más de aburridos, pero con sus imperfecciones, si que existen esos príncipes, de hecho alguna amiga tiene alguno. En todo caso, solo existen para algunas, e incluso la mayoría de veces, para las que menos se lo merecen.
    En todo caso, no son los hombres los que me dan confianza, no son ellos los que me hacen sentir completa, soy ya una naranja completa, y eso es lo que creo no admiten, la cuestión de que no los necesites.
    Es absurdo, puesto que si estás con un hombre sin necesitarlo, es porque verdaderemente amas, porque estás porque quieres con él, y no por una necesidad.
    No creo en las medias naranjas, siempre he creido que para que una pareja sea “perfecta” debe estar formada por dos naranjas enteras, que cada uno debe estar entero por si solo, y aun así querer compartir vida con el otro. ES decir, las medias naranjas, quieren porque necesitan, las naranjas enteras, necesitan porque aman. Y ahí radican el problema, en que a pesar de lo que dicen, sigue estando el estereotipo de que la mujer debe ser medio tontita, depender totalmente del hombre, y necesitarlo poqrue sin él no sabe hacer nada.. ellos digan lo que digan es lo que buscan, alguien que los necesite, porque así se sienten más hombres. Y la mayoría de mujeres también lo hacen, buscan a un hombre por necesidad de sentirse protegidas, de no sentirse solas y un largo etc.
    Así que cuando va una mujer que va con un hombre, pero no lo necesita, sino que simplemente su vida es mejor con él porque lo ama, y ese hombre camina a su lado y no un paso por delante, se acaban sintiendo inferiores.
    Pero bueno, sí que existen hombres, los suficientemente hombres, que no se asustan ante un igual, que les gusta que caminen a su lado, y que también son enteras naranjas, que realmente no miran a otras porque creen que lo mejor lo tienen en casa y no quieren perderlo. Como te digo, haberlos haylos, aunque sean de lo más excaso.
    DE nuevo muchas gracias por tomarte tanto tiempo conmigo.

  11. Es que la de niña solo la muestro a personas especiales jajjaa.
    Bueno no todo el mundo ve todas mis personalidades porque con los amigos solo compartes unos ratitos en los que es difícil se muestren todas las partes, con los compañeros otras, con la familia otras, y creo que la pareja, es el único ser que puede ir descubriendo todas esas facetas a diferentes niveles.
    Nosotros fuimos compañeros por un tiempo breve, así que es difícil que descubrieras algunas facetas, aunque descubriste la de payasa, cuando hacía esos comentarios sobre los filósofos, como el complejo de cornamente de ARistóteles, el suicidio de Descartes (que por cierto, ya no recuerdo a qué venía eso del suicidio), lo del orgullo de Sócrates que era tan tonto que se dejó matar solo para tener razón jajaja, y sobre todo mis queridos filósofos alemanes cabezas cuadradas jajaja.
    Hace un tiempo tenía alguien muy apreciado por mi aunque no lo conozco en persona, al que me gustaba picarle igual que a vosotros, me encantaba hacerlo. A veces estaba a favor de lo que decía, pero igual decía algo en contra solo para ver sus respuestas mordaces jajjaa a parte es un forofo del alemán inescribible jajaja , y me lo imaginaba como a Marc (era así su nombre, el chico The Cure?) estirándose de los pelos y medio desesperado intentando meter sensatez en mi cabeza jajaja. SAbes lo echo de menos, al chico este, he compartido pocos momentos con él, pero me gustaban esos momentos. Al parecer, no era igual por el otro lado, y hay que respetar eso. En fin, es increible el cariño que coges a algunas personas por este medio, a pesar que sea evidente muchas cosas.
    Y bueno, no me he sentido inferior, ni superior a nadie del grupo de estudio, de hecho me encantaba cada uno por un motivo especial, el chico The Cure, porque a pesar de su pinta de rebelde total, era la persona más sensata del mundo y al mismo tiempo apasiado, se me caía la baba viendo como hablaba de su queridos filósofos alemanes, a Pedro por esa desbordante sinceridad y esa ternura divina (por cierto, se casó), a Sandra por su fingido “paso de todo” y “te perdono la vida ” jajaja, era genial aunque me desesperaba junto con el pastis “vivan las drogas” como decía “experiencias religiosas” y estos “putos filósofos” debían tener una vida muy aburrida jajaja, y nuestro querido Javi que todos los profes le ponían jajaja (“pero mira que polvazo tiene” “pero mira que culo” …. jajaja, era la bomba) y por supuesto tú, el niño bien, el que todo lo tenía fácil jajjaa, me encantaba hacerte rabiar con eso y con la italiana que uff como se te insinuaba y tú ahí de sobrao!!! me sorprendío eso de ti gratamente, porque pocos hombres pasan de tías como esa, y bueno muchas otras cosas, como cuando hacías monólogos intrascendentales pero con frases espectáculares de esas que te llenan… siempre pensé que serías un gran político. Y ese pelo por Dios, no entiendo porque te lo has cortado si eras como Jesucristo súper star pero en rizoso jajaja. Pero sobre todo me hacías soltar carcajadas cuando decías todo serío, “pero porque destrozas el diccionario???” “¿Por qué te inventas palabras?” jajaja, entre ellas rizoso jajaja, y yo te contestaba toda seria pero partiéndome de la risa por dentro, chico, no lo destrozo, lo reconstruyo jajaja.
    La verdad fueron unos meses entrañables, hasta que todos tomamos caminos diversos, y muchas veces a la largo de la vida he recordado esos momentos y los comentarios en clase tan disparatados y siempre estarán allí como bellos momentos registrados en el alma y de un aprendizaje bestial, no solo de mi querida filosofía que me apasionaba a pesar de que llegó a mi vida en momentos muy duros, sino de todos vosotros que me aportastéis tantas cosas.
    En fin, me he puesto nostálgica, jajaja, quizás no sea el lugar, pero igual casi nadie lee así que no pasa nada. Y a parte, si en algún momento desaparezco de esta vida (esto va por tu existencialismo) dejaré grabada una parte de mi vida para que la leas siempre que te apetezca (como odia el señor Kundera ya que solo él puedo escribir su vida) jajaja.
    Si emprendes el viaje esta semana, que te vaya muy bonito y hasta siempre.

  12. Por cierto, si fueras psicólogo te volvería loco jajaja (recuerdas a Freud?).
    Y lo de magnánima, pues también me lo han dicho varias veces, pero no entiendo que lo digas tú, cuando de tu boca salieron comentarios de eres como una Geisha en un mundo de destroyers pero a veces te comportas como una apisonadora … mmm poco tiene que ver una Geisha y una apisonadora con alguien magnánimo no? jajaja, para que veas que tus frases se me quedaron, por cierto, y a partir de eso, leí el libro de diario de una Geisha… preciosísimo.
    Lo de naranja entera, desarrolla muy bien ese término Bucay en alguno de sus libros pero no recuerdo en cual, creo que es amarse con los ojos abiertos, por cierto, un libro tan genial como dictatorial como de excusar cosas inexcusables… eternos hombres con mente de niño a pesar que simulen ser lo contrario.

  13. krlos Says:

    estube buscando una mujer linda para ponerla en mi catalogo de celulares y te vi a ti me pareces muy linda y quede enamorado a primera vista me llamo krlos y soy de peru espero conocerte, soy diseñador grafico, me encantas asi de simple me encantas…..

  14. mmm, pues casi que mejor no me pongas en ningún catálogo si quieres vender porque de guapa no tengo nada de nada.
    Igual muchas gracias por tus palabras.
    Besines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: