Reflexiones

FOTO REALIZADA POR: HELENA BENTUÉ

 

Según Locke, Hume y probablemente algún filósofo más que en estos momentos no recuerdo, las sensaciones son el contenido primario de la conciencia. Por tanto todo es subjetivo. Eres consciente de algo según tus sensaciones. ES posible que sea así cuando hablamos de sentimientos, no lo veo tan claro cuando hablamos de objetos.


Seguramente el hedoné, no es lo mismo para cualquier otra persona que para mí, o quizás sí lo sea. La percepción del placer cambia según el sujeto? Sí, obvio que sí, sin ir más lejos unos sienten placer viendo felices a otros y otros sienten placer destruyendo vidas. Sin embargo, los dos sienten placer. La forma de llegar al hedoné, es diferente, pero el placer en sí, ¿es igual? ¿Cambia el medio pero no el sentimiento? o ¿la percepción de placer es diferente?

 

Y dando vueltas a todo ello me encuentro con el amor.

 

¿Eres consciente de que existe el amor a través de tus sensaciones? o ¿tus sensaciones hacen que crees el amor, pese a que quizás no sea amor como tal? ¿Existes porque amas o amas porque existes? ¿La sensación de amar te llega antes que el amor, o el amor va primero y luego la sensación? ¿realmente uno es subjetivo cuando ama? porque, en caso de serlo, ¿cuando sientes que te hace daño o que no es para ti, por qué no se abandona si tu subjetivismo dice que no es bueno para ti? ¿será entonces que en este sentimiento somos más objetivos que subjetivos, y miramos más los beneficios que nos aporta que no lo que sentimos?

 

No les ha pasado alguna vez eso de que alguien te altera hasta extremos puede que hasta incluso no te caiga bien, pero hay algo que te empuja y te empuja hacia esa persona y cuando te das cuenta, esa persona tiene el poder de herirte, buscas momentos para pasar con esa persona, tienes en cuenta sus opiniones, y de golpe piensas “Dios, lo/la amo, ¿cómo pudo suceder?” .

 

Las sensaciones sin embargo dicen todo lo contrario, te cae mal, te hiere, te altera negativamente, y si las cosas son negativas ¿cómo puede ser amor? pero puede ser que sí lo sea, ¿entonces tus sensaciones te engañan? y ¿no es cierto que jamás puedes llegar a la conciencia del amor a través de esas sensaciones? . Quizás sea un enganche psicológico, pero ¿y si tus sensaciones precisamente lo que hacen es un muro de defensa creando pautas negativas para que no te acerques más a ese ser porque caerías rendida?, ¿puede hacerlo tu mente? ¿puede intentar protegerte? No lo sé, pero la cosa es que conozco a pocas personas que realmente sientan amor por sus parejas, pero de las pocas que conozco hay un gran número de ellas que han empezado no llevándose muy bien, aunque si siempre respetándose.

 

6 comentarios to “Reflexiones”

  1. Ni el huevo ni la gallina, debio existir antes la pregallina jajaja.
    A ver, para tener sensaciones debes existir, pero para existir debes tener sensaciones, es inseparable, en cuanto al ser humano nos referimos, no se puede divivir. Empiezas a ser consciente de que existe a partir de la sensaciones, de hecho un feto tiene muchas sensaciones, y según el ser humano, un feto aún no es ser, aún no existe (cosa en la que tampoco estoy de acuerdo). Desde el mismo momento es que existes, sientes, y desde el mismo momento en que sientes, existes. Indivisible.
    En lo que si que discrepo es en lo de “pienso luego existo” falso, existo a pesar de que no piense, puedo dejar la mente en blanco y sin embargo existir. Los que creen en esa frase dejan que su mente sean ellos, cuando en verdad, su mente debería de ser lo que ellos son.
    Complicado?
    Sí eso digo en cuanto al hedoné, que los medios está claro que son diferentes para llegar al punto de placer pero el placer no podemos saber jamás si es o no es igual, pues supongo que intensidades, o sensaciones son muy diferentes cuando hablamos de placer.
    La última frase sobraba.
    Gracias por tu comentario.

  2. Nada importante me pasa.
    jajaja no quise subestimarte. Perdón si lo interpretaste así.
    Por cierto, les preguntas a Ariadna y Andrea si han recibido ya el mail? gracias.

  3. Eyatónkawe Says:

    Existo porque alguien deseó que existiera o quizás por un desliz o por un incidente… En cualquier caso existo. Es más agradable pensar que existimos por el amor de dos que por ser fruto de algo distinto, pero tras encajar el inicio, fuese cuál fuese, prefiero quedarme en ese punto en el que al nacer di vida, di ilusión, di esperanza, di refugio y di apoyo… y todas estas hermosas sensaciones sin necesidad de hacer nada más que dejarme llevar, tan solo dejar que otros hicieran el trabajo para traerme a este mundo. También di preocupaciones desde el principio, desde aquella primera muestra de mi existencia, y si las di fue porque alguien me amaba sin conocerme… y ese amor me arropó, me hizo sentir mimado y amado, y me hizo sonreír. Me regalaron vida y di vida, recibí cuidados y entregué sonrisas, y fui creciendo, recibiendo y entregando caricias, achuchones, broncas y discusiones… Con todo fui sintiendo y aprendiendo a distinguir el verdadero cariño del falso y egoísta; aprendí a saber qué bronca surge del amor de la que aparecía sin más que por una falta de respeto; aprendí a darlo todo menos lo que no me gustaba recibir; aprendí a ver mirando, a oír escuchando, y a decir respetando; aprendí a quedarme con los de verdad y a sólo saludar a los de mentira; aprendí lo que creo que es vivir bien… y ahora que ya soy mayor… ¿me planteo si existo porque siento o si siento porque existo? No, no voy a pensarlo más porque pienso que no tiene sentido la pregunta, lo cual no significa que no exista. Existe pero qué más da. Me da igual porque en mi existencia y en mis sensaciones me limito a disfrutar unas veces y a lamentarme otras, pero existiendo y sintiendo siempre… sin pararme en separar nada de nada… Si alguien te saca de tus casillas… ¿no será porque le prestas atención a la vez que piensas cómo se puede ser tan imbécil? Y mientras le prestas atención un día cualquiera ves algo diferentemente positivo en ese idiota que te deja alucinado, pues no esperabas nada semejante de ese ser indeseable. ¿No puede ser que nunca fuese indeseable? ¿No puede ser que desde el principio supieses que ese desgraciado tenía algo bueno aun sin verlo, y que lo realmente molesto para ti es que llevara una careta estúpida? Y todo sin darte cuenta ni tú mismo… Y claro… si siempre estuviste tan pendiente como para ser su peor mosca cojonera nada que decir del capullo que ya vuela contigo sin tener que divagar en frases liantes como “Pienso, luego existo”. Así que… pienso, luego existo, no; existo porque soy consciente de mi existencia, no; siento porque existo, no; existo porque siento, no. ¿Y cómo puedo existir sin sentir, o sentir sin pensar, o sentir y/o pensar sin existir? ¿No será que somos un todo con el poder de decidir cuándo existo o no, cuándo siento o no, y cuándo pienso o me quedo en blanco? Uno de los misterios de la vida es el flechazo amoroso. En esta flecha las sensaciones mandan sin ser conscientes, pero luego pensamos esas sensaciones, las hacemos conscientes y convertimos las sensaciones en sentimientos. Todo está sobre el tablero de juego. Si quisiera no existir para ti no habría decidido mandar este comentario. Para mí existiré siempre, pero para ti sólo cuando tú y yo queramos.

  4. Mmm, pues es cosa de filosofía que discutía el otro día con un conocido que empezó la carrera conmigo.
    En todo caso, no sé que es primero si las sensaciones o la existencia, aunque sigo creyendo que las dos van juntas e inseperables. Desde el primer momento que sientes, existes, y eso es lo que te da conciencia de que existes, y desde el primer momento que sientes existes. Indivisible, inseperable.
    En cuanto a lo de que alguien te cae mal, pues es muy posible que sea por lo que dices, porque llevan una careta que aunque no veas intuyes, de la misma forma que intuyes que dentro de ella puede ser que haya un ser especial. O no sé, puede ser que sea también esa defensa porque intuitivamente sabes que esa persona te va a hacer más vulnerable, aunque tú cerebro aún no lo asimile y simplemente te haga pensar que es un mal bicho.
    En cuanto a la frase, de pienso luego existo, no estado nunca más en contra de una frase. Se puede existir sin pensar, solo que la mayoría de veces dejamos que nuestra mente sea la que conduzca nuestra vida y nuestra forma de ser, cuando debería de ser al contrario, nosotros deberíamos de hacer que nuestra mente fuera lo que somos nosotros, dirigirla nosotros y saber cuando debemos dejarla descansar o cuando nos debemos de dejar llevar sin pensar.
    Por cierto, me acaba de venir a la mente que hay un libro muy bueno que habla sobre este hecho (aunque debo de decir que a ratos al tipo se le va un poco la pelota), pero aún así tiene grandes frases de enseñanza. Se llama “el poder del ahora” aunque no recuerdo como se llama el autor.
    Pues sigue existiendo para mi porque yo lo sigo queriendo.
    Besines y gracias por tus aportes tan interesantes.

  5. Eyatónkawe Says:

    “El poder del ahora”. Atrayente título. Lo buscaré. Gracias. Un besote.

  6. Lo he leido y está precioso, una gran historia de amor, digna de Hollywood.
    Es mágica. ESpero algún día la publiques para que la gente vea que existe el amor de verdad.
    Y ves? si que existen los príncipes, y las princesas, solo que nada más están reservados para unas pocas, y una de ellas eres tú.
    Afortunada por ello, y me alegro mogollón.
    Besines guapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: