Lujuría o amor

 

 

 

Hoy día me descubrí mirándote y de nuevo noté el cosquilleo en mi estómago como si del primer día se tratara.

Estás en el baño, afeitándote ante el espejo, y no se me ocurre nada más sexy, y no se me ocurre nada más tierno.

 

No sé por qué me atrae tanto esa acción, ¿será porque es varonil?, ¿Será porque al subir el mentón puedo tu pulso descubrir?.

 

Y me pregunto: “¿será esto amor o solo es lujuria?”, mientras miro embobada como te enjabonas. “¿Será amor o será pasión desenfrenada?”, mientras empiezas a sentirte un poco inquieto con mi mirada.

 

Paseas tus manos por tu tez bronceada, cubriéndola de nieve desde las mejillas hasta la papada. Y sigo el movimiento de tus manos, como si de mi cuerpo se tratara y entre cierro los ojos pensando: “debe ser amor sino ¿por qué late así mi corazón?”

 

Me miras de reojo a través del espejo, y suspiro viéndote, como paseas tus manos por el rostro.

 

“Quizás solo sea lujuria”, pienso mientras haces la cuchilla tuya.

 

Llenas la pica de agua tibia, y el vapor sube dificultando un poco la respiración, no sé si es el vapor o es el sentimiento el agitador. “Sí, debe ser amor”.

 

Ahora pones la cuchilla fría en la carne tibia, y la paseas por el lateral del cuello de abajo arriba. Y yo siento la frialdad de la cuchilla como si de mi piel se tratara, y no se me ocurre mejor sensación, y por momentos siento calor. “No debe ser amor, solo puede ser pasión”.

 

Tuerces el cuello para ver mejor el lateral ante el espejo, y así me dejas al descubierto la otra parte de tu cuello. Y veo debajo de la nieve tus pulsaciones y la expresión de tus ojos en el espejo, y te mordería como vampiro sediento pero me contento con morder mis labios hambrientos.

“¿Qué es este sentimiento?”.

 

Cuando vas a rasurar el otro lado de tu cuello, me adueño del arma y pido ser el verdugo de tu vello. Te sientas y te pones en mis manos aunque se nota que temes mi desconocimiento. Y de momento me entra el miedo, de hacerte daño sin quererlo. “Debe ser amor sino no lo entiendo”.

 

Pongo la cuchilla en tu cuello, y de golpe te noto indefenso, y hace que mis pupilas se dilaten, ese sentimiento, mientras sigo mordiendo la boca temblorosa de deseo. Y provoca que el aire me falte, y al mismo tiempo me siento poderosa, juguetona y lasciva y respiro entrecortada como si hubiera subido a la más alta cima. “¡Uff! es lujuria no amor y me ahogo en ella no tengo respiración”

 

De improvisto tu voz ronca irrumpe: – “Más despacio que esto hace daño”, y sonrío de medio lado y se despierta la malvada: -“Eso te lo dije yo más de una vez y nunca cediste”, ahora era mi voz la que hablaba. Él sonríe y veo bajo la nieve su sonrojo, y su sonrisa me calienta como sol de primavera, de forma pura y sincera. “Entonces sí que es amor, porque no hay sonrisa que caliente a un corazón que no siente”.

 

Accedo a tu barbilla, montaña de conquistas, y su forma redondeada hace que piense en otro lado de tu anatomía. “¡Ay! Es lujuria, ¡madre mía!.

 

Mi sonrojo es evidente, mi latido hasta se escucha, y bajo mis manos siento el bombeo de tu sangre encendida, mientras avanzo hacia la mejilla. “Amor te dejaste el labio superior”. Y tu nariz levanto y acaricio por encima de tus labios viendo en sus comisuras, un poco de espuma. Cojo la toalla, y los limpio de blancura, la acción me llena de ternura y beso sus comisuras. “Es amor sino ¿por qué siento ternura?”.

 

Y cojo de nuevo el arma fría, y lo paso de nuevo por tu bigote, y al observar tu gesto de dolor, y ver la punta de tu nariz que redondeadita me apunta como dedo acusador, no veo nada más bello, así que en la punta deposito un beso tierno. “Sí, es amor”.

 

Y al acercarme a ella vuelvo a ver tu boca color fresa, y así con la nata por el lado, me entran ganas de lamerla. “Que terrible confusión; ¿es lujuria o es amor?”

 

Carraspeo y sigo con mi trabajo prestándole toda la atención y cuando acabo mi obra descubro tu mirada, de pupilas dilatadas apuntando solo en una dirección. Y ahora se inflaman los objetos de admiración, hay como no salga corriendo se me abre el botón. 

 

Paso de ser amazona a ser potrillo desbocado, y de mi deseo siento vergüenza y busco una salida a bocajarro.  ¿Por qué siento vergüenza si es mi ser amado?, ¿Cómo he podido tener tanto descaro?.

 

De golpe coges mi mano, que con tu dedo has acariciado, y tan simple gesto me ha calmado. Y tu voz habla de nuevo: -“esa mezcla entre lujuria e inocencia me vuelve loco altera mi paciencia. Vamos amor, vamos amazona, que ahora el dominado pasará a ser dominante que ahora la amazona pasará a ser amante”. Es lujuria delirante.

 

Ya cuando entre tus brazos reposo, me siento inmensa me siento llena, me siento única me siento reina. Y oigo el latido calmado y pienso debe ser amor y lujuria entremezclados, porque si no fuera amor no me entregaría así a mi amado, y sino hubiera lujuria, no habría chispa que desencadenara en la furia del amor apasionado.

 

7 comentarios to “Lujuría o amor”

  1. Sin comentarios.

  2. No es personal. Perdón si he sido demasiado seria, pero no quiero mal entendidos con los hombres. En todo caso tienes gran parte de razón, algún acontecimiento que me ha afectado porque tengo cariño a la persona, supongo que ha hecho que dispare las alarmas donde no debía. Así que gracias por tus piropos y ten en cuenta que no es personal. Pero please, comenta mis temas si te apetece pero preferiría que por este medio no hayan cosas de ese tipo. Aunque supongo es el error mío por haber colgado mis fotos.
    No sé donde se ve el correo pero se ve. No me ha parado a investigar mucho.
    Igual mandame mail al del trabajo, y te mando el mío para que lo apuntes sino das con este. Intentaré esta noche ver si activaste el otro y así te mando el correo.
    Puedo recibir privados pero prefiero no lo hagas al trabajo, y solo puedo leerlos al medio día.
    De nuevo perdón, no quise ser grosera, igual pagaste los platos que no te correspondían.
    Luego te escribo mail.

  3. No me ofende lo de monja, porque soy una monja, salvo con mis parejas. A quien no le guste, pues peor para ellos.

  4. helena quero sentir esosos labios suave como la miel y bañarme de amor contigo y nuestro corazon salgan destellos de luz calienye y fuego de placer y amor y fantacias de los dos y seran como fuegos ardientes que entaran en nuestro cuerpo te espero en mi cama esta noche quieroque me ame y yo tambien te amare porque co ustedes me siento comodo y feliz

  5. la union y pacer de coger dia noche es lo mejor y lo mas grande que nos pueden pasr a mi encanta pasar la lengue en todo el cuerpo de una mujer especialmente en el culo y el pla to final meter mi verga en la concha sacierme de placer sin limete nena difruta mis palabras se que son fuertes yo se que algunas le clentaran todo el cuerpo luis

  6. helena tu sabes quen soy y sabes mi vida acueradte 19991

  7. pues no tengo ni idea, solo hay una persona que se expresa parecido a ti, y no creo para nada que seas él.
    Igual gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: